La Iglesia expresó su preocupación por las drogas y el narcotráfico

 

Fue incesante este sábado la presencia de fieles en la Catedral Metropolitana en el marco de una Jornada de Ayuno y Oración para expresar la preocupación por “el drama de las drogas y el narcotráfico” sobre el que han advertido los obispos de la Conferencia Episcopal Argentina.

Hubo distintos encuentros para la misa y por la tarde se realizó una “adoración al santísimo” con las intenciones vinculadas a la problemática de las adicciones en la Argentina.

Se intercalaron, por la tarde, el silencio de la oración, las lecturas y las canciones. “Con su contribución específica la iglesia interviene en el problema de la toxicomanía tanto como para prevenir el mal y ayudar a los toxicómanos a liberarse de la droga y a reinsertarse socialmente, como para asistir a sus familias”, se dio lectura en el templo.

APORTE. Se planteó el rol de la iglesia ante este flagelo: “La iglesia responde con un mensaje de esperanza y un servicio que más allá de los síntomas y la conducta de la persona se dirige al corazón mismo del hombre, no se limita a eliminar el malestar si no que propone itinerarios de vida, se sitúa en un nivel que toma en cuenta la visión precisa que tiene del hombre la cual lo lleva a elegir los valores de la vida”.

Un rato más tarde, se escuchó: “La misión de la iglesia es evangélica. Es anunciar la buena nueva. No asume ningún tipo de suplencia con respecto a otras instituciones o instancias humanas, al contrario, desea sostener a todas las personas que se dedican a los toxicómanos y a desempeñar el papel que les corresponde”.

“En efecto, su servicio especifico consiste en proponer la escuela evangélica como forma de vida fundada en la relación con Cristo, el único que puede satisfacer todos los deseos del hombre que tiene sed del Dios vivo”, se dijo en el templo.

“Precisamente en el centro de la actividad evangelizadora de la iglesia se sitúa su intervención en el campo de la toxicomanía, la iglesia tiene como único fin en esta actividad servir al hombre revelándole el amor a Dios que se ha manifestado en Jesucristo. Cada hombre puede encontrar en él un tesoro auténtico, la verdadera razón de toda su existencia. Las palabras de Cristo: ‘Vengan a mi todos los que están fatigados y cargados que yo los aliviare’ cobran un sentido maravilloso cuando se dirigen a los toxicómano”.

CONVOCATORIA. La Jornada de Ayuno y Oración que tuvo lugar el sábado, en coincidencia con el primer sábado de Adviento, fue convocada por los obispos tras la rúbrica del documento acerca de la problemática de las adicciones y el narcotráfico en el país.

La invitación se hizo “tanto a los católicos como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad” para que se sumen “pidiendo a Dios Padre que mueva y sostenga los corazones y las voluntades de quienes tienen en sus manos la responsabilidad de los recursos de la ley para frenar la perversa y devastadora fuerza de las drogas”.

La oración tuvo también por fin la apuesta a “una cultura del encuentro y la solidaridad como base de una revolución moral que sostenga una vida más digna” junto con el pedido por la “conversión de los narcotraficantes”.

ReddeVida.org
Comisi�n Nacional sobre Drogadependencia
Suipacha 1034 Ciudad de Buenos Aires, Argentina (C1008AAV) - Tel: (011) 4328-9570/0859 - i n f o @ p a s t o r a l a d i c c i o n e s a r g e n t i n a . o r g