Archivo de Noticias

Los obispos coincidieron con Scioli en requerir “acciones profundas” contra el narcotráfico

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y parte de su gabinete, se reunió con los obispos del conurbano bonaerense para abordar la problemática de la droga y el narcotráfico. Los prelados coincidieron en señalar como alarmante el crecimiento del narcotráfico y la presencia de la droga en los barrios, contaron las dificultades con las que se topan los agentes pastorales que atienden la problemática y se mostraron animados de que la creciente preocupación colabore a la unidad de la clase política.

La reunión, realizada en el Salón de los Acuerdos de la gobernación, se extendió por espacio de dos horas. En un comienzo, el gobernador agradeció la asistencia de los obispos, convocados con apenas cinco días de anticipación. Acto seguido, los prelados tuvieron la oportunidad de compartir sus preocupaciones, tras lo cual expusieron los ministros de Seguridad, Justicia, Salud, Acción Social y Gobierno.

Durante el encuentro, el gobernador reafirmó su compromiso y voluntad, al tiempo que agradeció el documento de la Conferencia Episcopal Argentina, titulado El drama de las drogas y el narcotráfico, al que consideró “un aporte para tomar conciencia y no como una acusación, pensado para unir y no para dividir a los argentinos detrás de este gran problema”.

Según informaron fuentes gubernamentales y eclesiales a AICA, los obispos coincidieron en señalar como alarmante el crecimiento del narcotráfico y la presencia de la droga en los barrios, contaron las dificultades con las que se topan los agentes pastorales que atienden la problemática y se mostraron animados de que la creciente preocupación colabore a la unidad de la clase política.

Monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo-Moreno, puntualizó su preocupación en la crisis institucional que vive la familia, y sostuvo que la falta de diálogo y armonía en el seno familiar colaboran al ingreso de los jóvenes en las adicciones.

A su tiempo, el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, describió la tarea que desarrollan los voluntarios de distintos servicios pastorales para contener a las familias que llegan en busca de ayuda y rehabilitación para los adictos. El presbítero Jorge García Cuerva, vicepresidente de Cáritas San Isidro y referente en temas pastorales, compartió algunas de las situaciones que le tocan vivir a diario.

Por su parte, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, sostuvo que es importante que la clase política arme una agenda común en torno al narcotráfico, a pesar de las dificultades y diferencias. El prelado deseó que la creciente preocupación social pueda provocar una unidad nacional ante un tema que repercute en todos los ámbitos.

Uno de los obispos presentes sostuvo que el problema más grave es el de la radicación de extranjeros en pueblos de frontera, de los que se sospecha que tendrían vinculaciones con el narcotráfico. Sostuvo la necesidad de mayores controles y una política coordinada entre diferentes áreas gubernamentales.

La palabra final la tuvo monseñor Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús. El prelado valoró el gesto de Scioli y sostuvo que “sería bueno que se extendiera el diálogo a otros gobernadores”. También advirtió, en línea con el documento del episcopado, sobre la complicidad de ciertas esferas estatales con el narcotráfico.

“Hay grupos que tienen cierta connivencia con estos temas y que es importante detectarlos, encontrarlos, y poner la voluntad para detenerlos”, sostuvo el obispo. “Hace falta porque todo el mundo sabe cuál es la problemática, pero para que cambie, tiene que cambiar la manera de vivir y cambiar la voluntad. Si no se pone voluntad, evidentemente esto quedará en buenos oficios y nada más”, añadió.

Al término del encuentro, Scioli destacó la reunión como “una oportunidad de diálogo y reencuentro”, y coincidió con los obispos en que “sólo no puede nadie” y que la solución “va de la mano de acciones que ataquen las causas profundas”, desde la salud, la educación, la cultura, el deporte y los valores familiares. También valoró la necesidad de políticas públicas para la prevención y la contención del adicto.

“La esencia de la Iglesia es prevenir”, afirmó el mandatario, quien reconoció también la necesidad de fortalecer a la familia.

Del encuentro participaron los obispos de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia; de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti; de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera; de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones; de San Justo, monseñor Baldomero Carlos Martini, y de San Isidro, monseñor Oscar Ojea.

Más diálogo entre Iglesia y gobierno. La Dirección Provincial de Culto de la gobernación bonaerense confirmó que el gobernador Scioli mantendrá un encuentro con el obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, el próximo martes 26 de noviembre.+

ReddeVida.org
Comisi�n Nacional sobre Drogadependencia
Suipacha 1034 Ciudad de Buenos Aires, Argentina (C1008AAV) - Tel: (011) 4328-9570/0859 - i n f o @ p a s t o r a l a d i c c i o n e s a r g e n t i n a . o r g