Archivo de Noticias

Síntesis de la Misa en Memoria de César Méndez

SÍNTESIS DE LA MISA CELEBRADA
EN MEMORIA DE CÉSAR MÉNDEZ

 

 

El jueves 22 de diciembre de 2016, en el santuario porteño de San Cayetano de Liniers, se celebró una misa en memoria de César Méndez, militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y referente barrial en el cuartel quinto de la localidad de Moreno, quien encontró la muerte, a sus 39 años, en forma violenta el pasado 15 de diciembre.

 

 Sacerdotes celebrando misa
Como Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia que forma parte de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina se acompañó a los familiares y amigos de César apoyando la iniciativa de CTEP de recordarlo con una misa.

Presidió la eucaristía el obispo de Merlo-Moreno y referente episcopal para la Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, monseñor Fernando Maletti, y concelebraron el padre Eduardo Drabble, el padre Gabriel Agostinelli y el seminarista Guillermo Reales.

Participaron de la eucaristía la esposa de César Méndez, Maritza Meza; secretario general de CTEP, Esteban “Gringo” Castro; el intendente de Moreno, Walter Festa; y varios miembros de la CTEP, compañeros del fallecido César.
Desgrabación de la homilía de Mons. Maletti

Queridos hermanas y hermanos, querida esposa, mujer de César, familiares, queridos hermanos, compañeros  de la CTEP y de otras organizaciones:

La CTEP de cuyas filas era miembro nuestro difunto amigo, a quien hoy lloramos entristecidos y la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina, se han juntado para hacer en el día de hoy y a esta hora, previo a una marcha-peregrinación que se hará en Moreno la localidad propia de César, donde también encontró la vil muerte, donde malamente lo ajusticiaron por defender los valores, la vida y la justicia para celebrar esta misa.

Esta misa que es acción de gracias a Dios por haber conocido a este sencillo muchacho de barrio, comprometido con la realidad, un trabajador, y además de esto, la triste experiencia de que tan joven ya no esté más entre nosotros y también que la muerte no obedeció a un fenómeno natural o biológico sino a lo que sabemos de cómo sucedió.

Y lo hacemos aquí, en este lugar. Quisieron la CTEP, la Pastoral [de Drogadependencia] y también la familia hacerlo aquí, bajo este techo del santuario de los trabajadores, del Santo del Pan y del Trabajo, donde él aquí entró y salió muchas veces. Donde él, desde su posición como ser humano con compromiso político, encontraba en el fenómeno popular de San Cayetano una articulación para seguir adelante y luchar también desde los valores de espíritu. Para seguir luchando por la justicia, en especial por los derechos de los más pobres, marginados, débiles y descartados de la sociedad.

Por eso lo hacemos aquí, buena idea. Yo en un momento pensé: “hagámoslo en Moreno, en la catedral…”. Y después me dijeron Esteban y los padres del santuario, el padre Eduardo: “hagámoslo en el santuario de San Cayetano”. Porque acá tuvimos también una juntada con ocasión de otra muerte similar, en ese caso de un sacerdote en Tucumán. De aquí salió la emblemática marcha, que es punto de partida de cierto tipo de luchas hace no mucho tiempo con la imagen del patrono y todas las iniciativas y valoraciones de los movimientos sociales y populares.

Qué bien. Estamos acá.

Yo simplemente quiero decirles a los familiares y a los amigos que lo conocieron a este, como dije, sencillo muchacho de pueblo yo no lo conocí aunque seguramente nos vimos, pero no lo ubico que Dios es fiel, es el único fiel, que Dios no nos abandona. Y que, aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad. Porque la vida, cuando partamos, no termina sino que se dedica a constituir precisamente esa casa duradera, perenne, junto a Dios eternamente.

Esa es nuestra fe. Y de eso no nos podemos mover. Con la muerte no se acaba todo. Cuando alguien que queremos mucho se va algo de cada uno, algo de quien se va queda con cada uno de nosotros. Pero también algo de cada uno de nosotros se ha ido con él. Sino contámelo vos y la hijita que tienen, ¿no? [Mons. Maletti se dirigió a la esposa de César Méndez] Algo de ustedes también se fue con él. Y cuando alguien que queremos mucho se va, se hace una nueva comunicación espiritual en la oración.

También es muy importante, en el marco en el que hacemos esta misa recordatoria, los valores por los que él luchó y murió: recordemos que él murió haciendo el bien, defendiendo a una persona que estaba siendo infrigida por una injusticia, él dio la vida para evitar un mal, como seguramente le enseñaron sus padres y sus abuelos. Y como también aprende en la organización cristiana iluminada, por el papa Francisco, la CTEP, a la que él pertenece. Por eso hay una nueva comunicación que es la comunicación en la oración y en los valores que él deja. En todos los principios que él sostuvo y que ahora, de golpe, aparecen todos juntos para que sigamos luchando, para que no bajemos los brazos y para que en ese sentido la marcha, la caminata hacia la comisaría pidiendo justicia de esta tarde sea simplemente un hito y un punto de una lucha que no tiene que terminar. Una lucha pacífica, una lucha serena, una lucha no “a lo loco”, pero sí una lucha para que la justicia sea justicia y podamos saber quién –y si es necesario perdonar como Jesús pero saber quién y que los valores de nuestro querido César queden en alto.

Yo acá termino, que descanse en paz, que el alma de César y las almas de todos los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz.
00:00/9:46
Renovamos nuestro compromiso en el trabajo sin descanso en defensa de la vida humana en nuestros barrios y acompañamos toda iniciativa de prevención, asistencia y promoción de la misma en referentes barriales y en toda forma de expresión comunitaria de la sociedad civil que aliente los valores de la solidaridad y el respeto por la vida.

#Ni un pibe menos por la droga
#Nadie menos por la droga

#Siempre defendiendo la vida

 

ReddeVida.org
Comisi�n Nacional sobre Drogadependencia
Suipacha 1034 Ciudad de Buenos Aires, Argentina (C1008AAV) - Tel: (011) 4328-9570/0859 - i n f o @ p a s t o r a l a d i c c i o n e s a r g e n t i n a . o r g